5 consideraciones antes de una cirugía plástica

Cualquier cirugía, incluida la cirugía plástica y estética electiva, tiene riesgos y el potencial de complicaciones. 

Si estas sano para empezar, mejorará tu experiencia general. 

Aquí hay cinco cosas que debes considerar si estás pensando en someterte a un procedimiento cosmético o reconstructivo.

1. Tu salud en general

Los buenos candidatos para la cirugía estética son mujeres y hombres que son:

  • físicamente sano y con un peso estable
  • interesado en mejorar su apariencia física
  • tener expectativas realistas
  • no fumadores.

Si estás trabajando para perder una cantidad sustancial de peso o planeas un embarazo, considera posponer tu cirugía estética hasta que hayas alcanzado tus objetivos. 

Las fluctuaciones significativas de peso después de la cirugía disminuirán tus mejoras estéticas. 

Bajar de peso antes de la cirugía también reducirá el riesgo de complicaciones.

2.¿Por qué quieres la cirugía?

Si bien “por qué deseas la cirugía” puede parecer obvio al principio, realmente tómate un momento para contemplar la raíz de tu inseguridad. 

¿Siempre has querido senos más grandes y proporcionados o tu novio actual te está presionando para que tengas una figura más voluptuosa? 

¿Ha estado trabajando para eliminar su exceso de grasa en el gimnasio durante años, con poco éxito? 

¿O ha pasado recientemente por un acontecimiento importante en su vida, como un divorcio, una ruptura o la pérdida del trabajo, y de repente piensas que un estómago más plano te haría sentir mejor contigo mismo?

La cirugía plástica puede ofrecer una nueva vida y mejorar drásticamente su confianza.

Sin embargo, saltar sobre la mesa de operaciones para complacer a otra persona, o durante un momento inestable de su vida, no es un acto de amor propio. 

Esto puede ser peligroso y dejarte aún más decepcionado con tu apariencia. 

Espera hasta estar seguro de que el procedimiento estético es para ti.

La mentalidad correcta es clave para una experiencia exitosa. 

La cirugía estética no es algo que necesites, sino una elección personal que te ayudará a sentirte mejor contigo mismo. 

La cirugía estética puede mejorar tu calidad de vida; sin embargo, al igual que con cualquier procedimiento quirúrgico, se debe pensar mucho para tomar una decisión final. 

La cirugía tiene riesgos, la recuperación lleva tiempo y es posible que necesites varios procedimientos. 

3.¿Ha hecho su investigación?

Afortunadamente, hoy en día existe una gran cantidad de información excepcional sobre todos y cada uno de los procedimientos de cirugía plástica disponibles en Internet. 

Los detalles sobre el candidato ideal, fotografías de antes y después, costos, compromisos de recuperación y posibles complicaciones se pueden leer desde la comodidad de la sala de tu casa.

Infórmate sobre el procedimiento que deseas y observa los resultados en personas con un tipo de cuerpo similar al tuyo.

Cuando creas que estás listo para seguir adelante con un procedimiento de cirugía plástica, tómate tu tiempo para encontrar el mejor cirujano plástico con el que te sientas cómodo para llevar a cabo el procedimiento.

4. Tu recuperación

La cantidad de tiempo que necesitarás para ausentarse del trabajo y las restricciones de actividad variarán según el procedimiento.

La duración de la cirugía, si tendrás una estadía en el hospital y el tipo de anestesia utilizada. 

A veces, lograr tus objetivos puede implicar más de un procedimiento para refinar los resultados. 

Seguir las instrucciones postoperatorias al pie de la letra garantizará una recuperación más fluida y un mejor resultado. 

Si tu recuperación requiere que no levantes peso ni te esfuerces durante algunas semanas después de la cirugía, es importante tener apoyo disponible para ayudarte con tus actividades diarias. 

Por ejemplo, es posible que deba hacer arreglos para que le ayuden a levantar las compras, conducir, limpiar, cuidar a sus hijos y preparar las comidas.

La curación lleva tiempo. 

Dependiendo del procedimiento, pueden pasar hasta seis meses después de la cirugía para que realmente aprecies los resultados finales. 

Es importante programar tu cirugía según tu estilo de vida y tus prioridades. 

No planifiques eventos importantes (bodas, vacaciones en la playa, etc.) poco después de la cirugía, ya que es posible que aún no te encuentres en tu mejor momento y afecte en tu proceso de recuperación.

5. El costo total

La mayoría de los procedimientos cosméticos se consideran gastos de bolsillo. 

Tu salud es tu mayor activo. Elige sabiamente, si investigando encuentras un precio “ganga” probablemente sea demasiado bueno para ser verdad y podrías estar arriesgando tu vida.

Infórmate con nuestros médicos para que te realicen una valoración y determinen el costo real por un buen procedimiento.